Sorata hacia la ruta del oro

Parte primera. Desde La Paz el pequeño y abarrotado autobús sube y sale lentamente hacia Sorata, acogedor complejo situado en las faldas del Cerro Ancohuma (Janq’u Uma en aymara). De esta meseta comienza un descenso furioso a los Yungas, la zona de transición entre las tierras altas y la cuenca del Amazonas. La niebla envuelve este mundo encantado y a veces tenebroso, donde abismos repentinos abren en valles sin fondo.

El pueblo de Consata se esconde precisamente en uno de estos valles, donde queda el río del mismo nombre. El pueblo nos recibió con gran hospitalidad y una delegación de jóvenes y adultos nos acompañó para una excursión agradable e interesante a lo largo del río. Aquí comienza òa parte más intrigante y complicada de nuestro camino hacia el descubrimiento de la Bolivia desconocida.

Consata, amazonia bolivia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *