La Paz de Bolivia

La Paz se muestra como una metrópolis latinoamericana, en salsa boliviana. Enclavada entre imponentes cumbres andinas, la ciudad está luchando en pendientes pronunciados y los desniveles son memorables por una capital (la más alta del mundo con sus 3.650 metros sobre el nivel del mar), pero con los extremos de 4.100 metros de El Alto y los 3.000 metros de los barrios residenciales de La Paz. El centro de la ciudad está rodeado por la Catedral y el Palacio de Gobierno, o el Palacio Quemado, llamado así por el número de veces que fue quemado por las llamas. Punto de encuentro para los viajeros de todas partes de América Latina, La Paz concentra demasiados extremos sociales: coloridos mercados dan paso a cuartos modernos y luego otra vez a callejuelas olvidadas, donde todavía se practica el trueque y se vive, duerme y come con poco.

Un avión despega, parpadeo de estrellas, nunca tantas, siempre tan cercanas, los pasajeros nocturnos de buses destartalados, sin una meta. Un teleférico que combina los dos mundos. La Paz.

La Paz Bolivia, contrastes del dia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *