Kuelap y Chachapoyas

Los Chachapoya fueron una de las culturas pre-incaicas mas misteriosas y independientes. Sus tierras fueron los aislados y severos valles en los alrededores de Chachapoyas, capital del departamento Amazonas. Iquitos es una lejana luz amazónica desde esos lugares, pero los inmensos ríos nos indican la dirección hacia la Amazonia. Los Chachapoya supieron adaptarse a un ambiente hostil, construyendo ciudades fortificadas (Kuelap) y necropólis de sarcófagos posicionadas en las laderas de las montañas (Karajia). Las numerosas momias que en los últimos años fueron descubiertas, considerado el creciente interés por esa civilización, nos cuentas la historia de un pueblo de guerreros (“Guerreros de las Nubes”), expertos agricultores y arquitectos. Kuelap, la ciudadela fortificada de los Chachapoya, es un ejemplo de su artesanía, segunda solo a Machu Picchu por grandeza, pero todavía casi desconocida. Kuelap fue erigida en el 700 d.C, sobre un precipicio a 3000 metros de altitud y conserva en toda su belleza la muralla defensiva, larga decenas de metros y alta hasta los 20 metros. Manuél nos guía en el mundo Chachapoya y sus casas a planta circular, los techos de paja y en forma de cuña. Complejos rituales y ceremonias, a través del sacrificio de animales (llamas), veneraban la figura del dios Sol.

Kuelap ciudadela fortificada Chachapoya civilización pre-colombina Perú América del Sur

De Coca a Iquitos

Una de las maneras mas venturosas para viajar desde el Ecuador hacia la Amazonia peruana es navegar por el Río Napo, embarcándose en uno de los barcos que siguen la ruta Coca (Ecuador) – Iquitos (Perú). Nosotros también hemos pensado en la misma aventura, pero la extrema incertidumbre sobre los tiempos de espera y recorrido, nos han obligado a renunciar. Estas son las informaciones que hemos recogido y las publicamos esperando que sean de ayuda a otros viajeros. Coca se encuentra en la región norte-oriental de Ecuador y hay tres maneras de alcanzarla:

  • Quito-Coca, 12 horas de autobús directo.
  • Quito-Tena-Coca, aconsejamos una parada en Tena (paseos en balsa, canyoning, practicar piragüismo, ecoturismo en la selva amazónica).
  • Quito-Baños-Tena-Coca, con una parada en Baños para hacer senderismo y las aguas calientes.

Coca, una húmeda ciudad punto de comienzo para las exploraciones de las corporaciones petroleras, es el lugar donde todas las calles acaban, el viaje sigue con barcos por el Río Napo: en el puerto de Coca hay que buscar un mercantil directo a Nuevo Rocafuerte, oficialmente cada lunes y jueves, pero podría haber otros mas frecuentes. Entretanto, es necesario obtener el timbro de salida del Ecuador en el pasaporte: en Coca queda la ultima oficina de la inmigración antes del confín. El viaje hasta Nuevo Rocafuerte tarda casi 12 horas, pero seria interesante una parada intermedia (por ejemplo, Limoncocha): es una de las regiones mas salvajes de la Amazonia, por un largo tramo el Río Napo sigue el Parque Nacional Yasunì, donde viven aisladas comunidades Huaorani, Tagaeri, Achuar y Siona. Aconsejamos de contactar una guía local para mas informaciones. De Nuevo Rocafuerte, se puede contratar una lancha hasta Pantoja, el primer pueblo en territorio peruano, donde es necesario registrarse en la oficina de inmigración de Perú. De Pantoja empieza la parte mas dura del viaje: cuatro o cinco días en barco, hasta el pueblo de Masan, desde donde otros viajeros aconsejan de tomar una moto-taxi hacia un puerto de lanchas veloces que van a Iquitos, para ahorrar 13 horas de barco.

Probablemente un viaje largo y extenuante, que requiere mucho tiempo para tener la oportunidad de conocer una porción estupenda de Amazonia, una aventura única.

Ecoturismo en Amazonia

Primero hay que considerar la dificultad de integración en las comunidades de la selva, demasiadas son las diferencias. Lo mejor para intentar un profundo contacto con este mundo es el voluntariado: aconsejamos de informarse directamente en Quito sobre las opciones disponibles, considerando que el periodo mínimo de cooperación es generalmente desde 3 hasta 6 meses y que a menudo los voluntarios tienen que cobrar un impuesto de inscripción al programa. Si en cambio sois viajeros o turistas, nuestro consejo es de irse directamente en una de las ciudades “puerta de entrada” a la Amazonia (en Ecuador: Tena, Puyo, Macas, Coca o Lago Agrio) y ahí pasar unos días buscando informaciones o mejor conocer a una persona que sepa cuales comunidades de la selva acogen visitantes. Un truco inteligente es hablar con una de las muchísimas agencias que ofrecen viajes organizados y hacerse indicar sus destinaciones; seguramente negarán, pero siempre existirá una posibilidad de llegar al mismo lugar en bus, lancha o taxi. Ahora mismo las comunidades Kichwa en la región de Tena (Napo) ofrecen alojamiento en cabañas y comidas por mas o menos 10 dolares diarios. En este caso lo que se puede conocer no va mas allá de las atracciones naturales y culturales mas cercanas a la comunidad, lamentablemente no se puede explorar la selva amazónica como viajero independiente. Surge entonces el problema de como encontrar una guía disponible a mostrar los lugares mas remotos. Cualquiera sea su decisión, lo mas importante es estar seguros que el dinero dejado por los turistas, sea utilizado en proyectos de apoyo a la misma comunidad. Ultima consideración: la gente del lugar puede negar, pero las enfermedades tropicales existen (dengue, malaria, fiebre amarilla)…evitando paranoias, tomen las precauciones necesarias.
Por muchos viajeros el ecoturismo en Amazonia solo es un gasto de tiempo y dinero, pero si disfrutado de manera inteligente, puede transformarse en una ocasión para conocer y ayudar a preservar uno de los ecosistemas mas increíbles y frágiles de la tierra.

Ecoturismo en Amazonia Alucus comunidad indígena Tena Ecuador

Ultimos chamanes de la Amazonia

Sarita y Carlito nos guían en esta experiencia y nos enseñan el lenguaje de un mundo tan lejano de nosotros, las llaves para comprender y respetar la selva. Dibujan en nuestras mentes los símbolos de la naturaleza: la anaconda (amaru), la boa, el sangre de drago (una resina medicinal), las mariposas, las hierbas curativas utilizadas por las comunidades y por los chamanes. La ayahuasca (palabra en idioma quechua que significa “liana de los espíritus”) o yagé, es una infusión con efecto alucinógeno de tradición milenaria, sagrada por los pueblos indígenas y nativos amazónicos. La ayahuasca es preparada por los chamanes o curanderos y tomada en forma de brebaje durante la noche, como instrumento para expandir la mente y la percepción de la naturaleza. En la región del Napo, en Ecuador, es conocida con tres nombres diferentes:

  • Ayahuasca de las Mujeres, visiones de flores coloridos.
  • Ayahuasca de los Hombres, visiones de boas.
  • Ayahuasca de los Fantasmas, visiones de espíritus.

Ecoturismo comunidad indígena chamanes Kichwa selva pluvial Amazonia Tena Ecuador

Comunidad indígena de la Amazonia

Sinchi Sacha significa “selva poderosa” en el idioma indígena Kichwa. Carlito, nuestra joven guía, conoce cada centímetro cuadrado de su mundo, la selva; golpeando enérgicamente con su machete abre un camino que recuerda de memoria, sigue las “vías de los cantos” dejadas por sus antepasados. Mientras escuchamos fascinados la lección sobre los animales, los arboles, las hierbas medicinales, cruzamos ríos de agua cristalina, bosques de lianas, mariposarios (piedras húmedas donde descansan las mariposas tropicales) y llegamos a fabulosas cascadas rodeadas por la jungla mas exuberante. Después de muchas horas de camino estamos totalmente desorientados: los intensos colores de las flores, las infinitas tonalidades de verde, los aullidos de los animales, el sonido de la lluvia que cae sobre las hojas en su desesperada búsqueda de la madre tierra, el olor de la humedad que cada paso se hace mas profundo y salvaje… una explosión de emociones que toman forma y se disuelven en la paleta de un pintor, en la sinfonía de un único artista: la natura en toda su poderosa creatividad.

Cascada en la Amazonia, selva amazónica agua cristalina paraíso ecoturismo Tena Ecuador

Tena, balcón sobre la Amazonía

Ahora estamos realmente en la cuenca amazónica ecuatoriana… para dejarlo claro, las sonrisas curiosas de los niños que corren hacia el autobús. En sus ojos negros y sus cabellos suaves como la seda, se esconde todo el misterio de estos lugares maravillosos y salvajes. Aquí los hombres siguen siendo simples comparecencias, mientras que la natura se muestra exuberante y poderosa. Entonces, es un mundo que toma forma desde las memorias del pasado: acariciamos a un boa y percibimos su incontrolable fuerza, jugamos con unos monos y percibimos su semejanza. Nuestro amigo, Gabriel, es un hombre robusto pero agradable, hijo de la selva, nacido en una comunidad indígena Kichwa (Quichua): parece que tiene muchas historias para contar y una ligera nostalgia por un mundo que día tras día desaparece y se aleja de el. Tena es una ciudad que niega la idea misma de Amazonía y selva pluvial, aunque sea totalmente rodeada por la jungla. Mientras tanto llueve, llueve y llueve…

Niños Kichwa retrato comunidades indígenas Amazonia Tena Ecuador

Baños y Aguas Calientes

Baños es un pueblo que surge en un pañuelo de tierra casi llano, donde los valles andinos empiezan su increíble descenso hacia la cuenca del Río Amazonas… ahí llegamos dejando la carretera panamericana en cerca de Ambato, ciudad donde se festeja uno de los carnavales mas coloridos de toda América Latina (“fiestas de las flores y las frutas”). En este valle de clima subtropical se encuentran todas las fuerzas de la naturaleza: el magnifico volcán Tungurahua que domina el pueblo con su forma perfectamente cónica y actualmente está eructando, los frecuentes terremotos, algunas impresionantes cataratas y las nubes que continuamente se adensan bajo las cumbres andinas. Con razón, los habitantes de Baños nos cuentan, con énfasis, cuando parte del pueblo fue destruido durante la ultima erupción del volcán Tungurahua (agosto 2006). Sin embargo, aquí llegan muchos turistas ecuatorianos, atraídos por las aguas calientes, que el Tungurahua hace saludables añadiendo minerales como hierro y azufre. Muy característica del lugar es también la producción de la melcocha, el dulce mas típico de Ecuador, hecho desde la caña de azúcar, que aquí crece abundante. Recordaremos Baños como un lugar acogedor y tranquilo, perfecto descanso en el vertiginoso descenso hacia la Amazonia.

Aguas Calientes Baños Andes Ecuador trekking excursiones andinismo Tungurahua volcán

Maiz vs petroleo: espejismos latino americanos

El precio del petroleo ha incentivado en los últimos años la producción de combustibles desde recursos alternativos (biomasa). A causa de la creciente demanda de maíz (utilizado para producir bioetanol) por parte del mercado norteamericano, el precio del cereal sube, alcanzando niveles históricos. Los países productores, como Estados Unidos de América, China, Argentina, México, Brasil, y en general toda la región latinoamericana, están planeando una subida en la producción agrícola y como consecuencia una mayor extensión de tierras dedicadas. Ademas, el cultivo de maíz transgénico acaba siendo mas que una tentación, obligándonos a una reflexión: cuanto es ético transferir la producción de un elemento básico en la dieta de millones de personas hacia los tanques de los coches? El Ecuador representa un ejemplo emblemático de esta contradicción: en la cuenca del Río Amazonas la extracción de petroleo y en la región occidental la creciente producción de maíz, cuando un pueblo entero continua con dificultad su lucha contra el drama de la desnutrición.

En Ecuador ese proceso está siendo formalizado a través del Mandato Agrario (complementado por un decreto presidencial que fomenta los biocombustibles) que favorecerá a los fabricantes de agroquímicos y sus representantes locales, pero no servirá de apoyo a las grandes mayorías rurales como los pequeños y medianos productores ni se verá reflejado en una reducción de los precios de los productos al consumidor. En este caso, la excusa es la crisis alimentaria global producida, no por la falta de alimentos, sino por la especulación.(Asud)

Como que no nos gusta reflexionar sobre problemas que parecen lejanos de las posibilidades de cada individuo, por lo menos sin dejar una esperanza, señalamos unas asociaciones que operan en el sector de los derechos humanos, comunidades rurales y ambiente; si hay interesados a participar activamente en proyectos de cooperación y voluntariado en Ecuador: Sinchi Sacha, Ecuador volunteer, Fundación Brethen y Unida, Jatun Sacha, y muchas otras con las que no tuvimos contactos directos (principalmente con el intento de apoyar los derechos de las comunidades indígenas de la selva amazónica).

Corncobs.jpg

En Quito

El paisaje andino resulta extremadamente variable en el norte del Ecuador: a valles casi desérticas se oponen colinas verdes. Un largo recorrido nos lleva a Otavalo, pueblo que da hospitalidad a uno de los mercados indígenas mas importantes del país. Seguimos adelante hacia Quito, la capital, una gema suspendida entre los picos nevados de los volcanes andinos. Somos literalmente conquistados por el fermento socio-cultural que anima la metrópolis, en pocos días conocemos muchas personas, gente de la calle y artesanos, hablamos con asociaciones ONG (no gubernamentales) de cooperación, voluntariado y fundaciones culturales. Entramos en contacto con nuevos amigos que esperamos nos podrán ayudar en abrir un recorrido hacia el oriente. Afortunadamente descubrimos el museo etnográfico administrado por la asociación Mindalae, un interesante y muy creativo viaje en el colorado mosaico de las culturas ecuatorianas. Desde la influencia africana (región norte-occidental) a los grupos indígenas de la selva oriental (Shuar, Siona y Secoya, Achuar, Huaorani), capaces artesanos de la naturaleza, sin olvidar la cultura andina (Quechua).

Cóndor de los Andes artesanía ecuatoriana tradicional

Hacia Ecuador, adios Colombia

Profundos cañones escavan heridas incurables en la dorsal andina y señalan la frontera entre Colombia y Ecuador: llegamos a Ipiales siguiendo la carretera Panamericana de Popayan hacia Pasto. Saludamos entonces la Colombia, un país grande y maravillosamente salvaje, triste y loco, feliz y ladrón… la Colombia, un corazón latinoamericano que quizás exporta un poco de miedo y que, desgraciadamente, mas de cualquier otro estado andino, casi supo destruir su mas precioso tesoro, la sabiduría de los pueblos indígenas, asfixiando sus culturas en una lógica de inútil oposición. La Colombia que condensa toda su seductora fascinación en la novela Cien Años de Soledad, nacida del genio colombiano, Gabriél García Marquéz.

“Bienvenidos al Ecuador”, nos advierte el enorme cartel: otro desafío y muchos proyectos para realizar, el sueño cada vez mas cercano de descubrir la Amazonia. Tantos meses viajando y llegamos a la mitad del mundo: un pie al norte y uno al sur, o viceversa, divididos por la linea del ecuador.

Páramo significa ecosistema andino de altura