Frontera Corozal, en la Selva Lacandona

La ultima noche mexicana fluye lenta pero inexorable, como el camino del río Usumacinta, en las orillas del cual ahora nos encontramos. La carretera que nos condujo desde el altiplano en cerca de Comitàn hasta Frontera Corozal, es un tortuoso recorrido por unos paisajes magníficos. Después de alcanzar las maravillosas Lagunas de Montebello, unos espejos de agua azul y verde esmeralda rodeados por pinos, la ruta empieza un descenso sin respirar hacia la jungla, siguiendo la linea de la frontera con Guatemala. Por eso lleva el nombre de “carretera fronteriza”. Hasta el pueblo de Benemérito De Las Américas, observamos el fruto de decenios de explotación totalmente irracional del territorio. Con la promesa de una tierra, los campesinos del altiplano eran enviados (véase la experiencia del ejido Emiliano Zapata), cada vez mas adentro en la Selva Lacandona. Pero la ausencia de un plan agrícola inteligente condujo a la explotación de tierras cada vez mas extensas y menos productivas. Como dramática consecuencia, vemos una selva en agonía y el regreso de los latifundistas, en lugares donde nunca habrían podido llegar tampoco con recursos infinitos. En Frontera Corozal no faltan de estos problemas, pero parece que sus poblanos encontraron una buena alternativa en proyectos de ecoturismo, gracias a la belleza del río Usumacinta y a la riqueza de vida animal a lo largo de sus orillas (finalmente vemos unos monos aulladores). Ademas a unos pocos kilómetros de la comunidad quedan las ruinas maya de Yaxchilan y Bonampak.

Río Usumacinta México Guatemala frontera América Central jungla Lacandona Chiapas aventura

Un comentario sobre “Frontera Corozal, en la Selva Lacandona”

  1. Por la carretera fronteriza se aprecian zonas taladas, duele ver esas imágenes. El señalamiento instalado en la Carretera por las autoridades mexicanas es deficiente y engañoso, ya que se anuncia la zona arqueológica de Yaxchilán, cuando esto no es verdad, pues no existe carretera hasta esa zona arqueológica, solo se llega a Frontera Corozal y de ahí es necesario embarcarse, lo que provoca confusión para los viajeros, pues viendo los señalamientos se cree que es posible llegar por carretera a Yaxchilan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *