Lima y Manual del Pendejo

La ultima semana americana, una otra vez y tanto breve de parecer ya terminada: el viaje en el Perú, fantástico pero quizás vivido menos intensamente de las experiencias en los otros países latinoamericanos. Llegando desde la desnuda costa del Océano Pacifico, Lima se parece a un enorme y polvorienta franja de desierto, a primera vista poco atractiva y acogedora. El trafico congestiona la metrópoli reduciendo el centro histórico (en cerca de Plaza de Armas) a un embudo de smog, nada de romántico. La gente grita para vender mercancías de cualquier tipo, desde la comida a los objectos mas inusuales. Un viejo nos enseña el producto con lo que dice “me gano la vida“, el Manual del Pendejo, mejor dicho sueños a tiempo ya caducados y agua santa… la vida en América Latina nunca es banal ni dulce, reclama solo mucha, demasiada fantasía.

Moche, mascara de oro arqueología pre-colombiana Lima Perú

El museo Yuyanapaq. Para recordar (en memoria de los veinte años de la guerra civil, 1980-2000), recuerda con un intenso recorrido audio-visual el horror del genocidio sufrido por el pueblo andino y el periodo quizás mas trágico de la historia peruana, una temporada de oposiciones ideológicas que llevaron una ola de terror en el país. Come siempre, los que pagaron el precio mas trágico de esta guerra fueron los pueblos indígenas, particularmente en la región de Ayacucho. Aplastado por una espiral de violencia y actos terroristas, el país perdió su consciencia y suspendió su propria historia.

Guerra civil peruana, Sendero Luminoso Fujimori, masacres de Ayacucho Andes Perú

Senderismo en la Cordillera Blanca

Se acerca la Semana Santa y Huaraz empieza a animarse por el comienzo de la temporada de trekking (senderismo) y alpinismo (andinismo) en la Cordillera Blanca. Esa maravillosa cordillera andina, que se extiende a lo largo de 180 kilómetros en el Parque Nacional Huascarán, incluye la cumbre mas alta de Perú (Huascarán, 6768 metros) y una de las montañas mas espectaculares del mundo (Alpamayo, conocido por su pared norte occidental, a forma de pirámide). Junto a los circuitos mas frecuentados, Santa Cruz trek (5 días entre lagunas, nevados y pasos hasta los 5000 metros de altitud) y caminata de las Lagunas de Llanganuco (en la foto), existen muchísimas otras posibilidades: Laguna Churup trek, Quilcayhuanca trek y Ishinca trek. Todas las caminatas ofrecen estupendas vistas de las cumbres nevadas de la Cordillera Blanca. Numerosas son también las opciones de alpinismo para ascender a los picos, sin olvidar la cercana Cordillera Huayhuash (Huayhuash trek). Para mas información sobre caminatas y andinismo en Huaraz, un buen lugar puede ser la Asociación de Guías de Montaña del Perú. Para visitar los mejores miradores de la Cordillera Blanca, es bastante recorrer los muchísimos senderos de la Cordillera Negra a pie, bicicleta de montaña o caballo.

Senderismo Trekking en la Cordillera Blanca Lagunas de Llanganuco

Un amanecer en Huaraz

Un amanecer en Huaraz vale el espectáculo de 30 cumbres nevadas ruborizarse, en el rosa transportado por el viento gélido. Un amanecer en Huaraz vale la sonrisa de una señora temblorosa, gritando “¡Tamales!”. Un amanecer en Huaraz te asombra hasta hacerte chillar que has conquistado el techo del mundo, o quizás solo la meta de un largo camino. Un amanecer en Huaraz te quita el respiro, para llevarte donde solo los cóndores andinos se atreven. Un amanecer en Huaraz vale 10 meses de viaje nómada y tantas aventuras, es la alegría del tiempo y el entusiasmo de descubrir siempre nuevos horizontes. Ahora el día con sus colores, el mercado campesino y las mujeres bromear, las tímidas sonrisas de los niños, una cabalgata o una larga caminata hacia las lagunas de esmeralda (Llanganuco y Churup)… y tantas pequeñas historias para recordar.

Cordillera Blanca de Huaraz foto panorámica Huascarán Alpamayo Perú

Cañón del Pato, hacia Huaraz

Es temprano en la mañana cuando el desierto de la cuesta peruana, siniestramente desnudo, se deja despertar de los primeros rayos del sol, que juegan con la niebla. En la mente Trujillo y las ruinas Moche de Chan Chan, una noche interminable al terminal de los autobuses “America Express”. El sueño desaparece acompañado por el olor de hierro y pescado del puerto de Chimbote, un lugar de frontera y quizás hasta pintoresco. Escogemos el camino mas espectacular para regresar a los Andes, recorriendo el Cañón del Pato. El autobús sube penosamente la cuesta sin asfaltar, numerosos puentes inestables retrasan el camino. El abismo bajo nuestros pies crece constantemente, el río rumorea en el valle. Un sistema de estrechos túneles nos hace esperar mucho cuando cruzamos otros coches y camiones pero, horas de viaje después, finalmente el horizonte se abre hacia la Cordillera Blanca, uno de los lugares mas lindos del mundo, con sus muchísimos nevados y picos andinos (Huascarán, Alpamayo, Huandoy, todos arriba de los 6000 metros). A lo largo del Callejón de Huaylas, desde Caraz, Yungay y Huaraz, podemos aprovechar de un paisaje que nos quita el respiro…

Huascarán nevado de Yungay Huaraz Perú Cañón del Pato

Viaje desde Chachapoyas a Cajamarca

Nos despertamos en la madrugada, nuestra primera semana en Perú acaba con un viaje increíble: hacia el pasado, hacia el cielo, hacia un presente difícil pero autentico. La carretera que une Chachapoyas a Cajamarca es un camino sin asfaltar y polvoriento, que desaparece inexorablemente por el abandono y la natura. Nos unimos a la procesión de centenares de campesinos que, en el día de mercado, se encuentran en el pueblo de Yerbabuena (Río Utcubamba); llegan ahí aprovechando de cualquier medio de transporte disponible (camiones, caballos, toros) o caminando. Llueve y la humedad mezcla los colores y los sabores del mercado, las voces de la gente y el lodo. En esta atmósfera asistimos al milenario intercambio entre los productos del altiplano y los de la selva. Seguimos hasta el sitio arqueológico de Revash, interesante ejemplo de arquitectura Chachapoya. La carretera pasa por verdes valles hasta Leymebamba, donde visitamos el museo “Centro Mallqui”, unas 200 momias Chachapoya descubiertas con numerosos hallazgos en cerca de la Laguna de los Condores. Ahora subimos rápidos, la vegetación desaparece y superamos los 4000 metros de altitud. Alcanzamos las nubes y podemos disfrutar de un paisaje maravilloso, a la caída de la tarde.

Asimismo empezamos un rápido descenso, hasta las aguas del Río Marañón, en el pueblo de La Balsa (500 metros s.n.m). Mientras cenamos, la camarera nos advierte que muchos asaltos armados han pasado por la carretera que va a Cendelin: nace una extenuante negociación con nuestro chófer, decidimos de seguir adelante. En la niebla llegamos a nuestro destino (Cendelin), ya es noche. Como nuestros compañeros (Michael y Lukas), estamos hechos polvo. El día siguiente viajamos de Cendelin a Cajamarca, horas y horas en bus. Una aventura inolvidable, un viaje por el Perú mas autentico.

Abuelita Chachapoya, culturas indígenas Cajamarca Altiplano Andes Perú

Catarata de Gocta

La tercera catarata mas alta del mundo, segunda solo al Salto Ángel en Venezuela (972 metros) y a las cataratas Tugela (Sudáfrica, 948 metros). Considerando los dos saltos alcanza los 779 metros, un verdadero espectáculo… Para llegar a verla, un fatigoso pero interesante camino por lo poco que queda de la maravillosa selva de montaña peruana.

Catarata de Gocta mas alta cascada del mundo Sur América Perú

Kuelap y Chachapoyas

Los Chachapoya fueron una de las culturas pre-incaicas mas misteriosas y independientes. Sus tierras fueron los aislados y severos valles en los alrededores de Chachapoyas, capital del departamento Amazonas. Iquitos es una lejana luz amazónica desde esos lugares, pero los inmensos ríos nos indican la dirección hacia la Amazonia. Los Chachapoya supieron adaptarse a un ambiente hostil, construyendo ciudades fortificadas (Kuelap) y necropólis de sarcófagos posicionadas en las laderas de las montañas (Karajia). Las numerosas momias que en los últimos años fueron descubiertas, considerado el creciente interés por esa civilización, nos cuentas la historia de un pueblo de guerreros (“Guerreros de las Nubes”), expertos agricultores y arquitectos. Kuelap, la ciudadela fortificada de los Chachapoya, es un ejemplo de su artesanía, segunda solo a Machu Picchu por grandeza, pero todavía casi desconocida. Kuelap fue erigida en el 700 d.C, sobre un precipicio a 3000 metros de altitud y conserva en toda su belleza la muralla defensiva, larga decenas de metros y alta hasta los 20 metros. Manuél nos guía en el mundo Chachapoya y sus casas a planta circular, los techos de paja y en forma de cuña. Complejos rituales y ceremonias, a través del sacrificio de animales (llamas), veneraban la figura del dios Sol.

Kuelap ciudadela fortificada Chachapoya civilización pre-colombina Perú América del Sur

De la frontera a Chachapoyas

La región andina de Perú septentrional es un lugar polvoriento pero también interesante: siendo una ruta ignorada del turismo, encontramos algunas dificultades en nuestro viaje. Todo se hace mas sencillo gracias a la belleza salvaje de los lugares que visitamos. De San Ignacio recorremos en colectivo una carretera sin asfaltar, hasta Jaén. Un centro comercial muy traficado, ciudad de pasaje entre la costa y la cuenca amazónica, aunque casi sin vías de comunicación confiables. El día siguiente, con muchas dificultades, seguimos el viaje hacia el desierto pueblo de Bagua y después San Pedro Ruiz, siguiendo un tenue recorrido, al lado de los cañones desarrollados por el Río Marañon y sus tributarios. En la noche llegamos a Chachapoyas.

Orquídea flor tropical Kuelap Chachapoyas Perú

Puesta de sol en el lago Titicaca

El Lago Titicaca es impresionante por su belleza extrema y no solamente por su altitud de más de 3.800 metros sobre el nivel del mar. Desde Ayacucho, un viaje sin fin que conduce primero en la costa del Océano Pacífico, en Pisco, Ica y Nazca, Arequipa y finalmente el regreso al altiplano andino, entre Juliaca y Juli, dos pueblos en las orillas del lago Titicaca.

A lo largo del lago se pueden descubrir lugares encantados, impresionantes vistas y una antigua cultura que tiene sus raíces en simbiosis con el lago Titicaca. Al horizonte se pueden ver algunos asentamientos Uros, construidos sobre islas de totorales (la totora es la caña endémica de Lago Titicaca) y a donde se puede llegar con las típicas canoas también de totora. Una puesta de sol en el lago Titicaca vale un viaje. Pronto será Bolivia.

Puesta de sol en el lago Titicaca

Ayacucho y anticucho

Desde Andahuaylas el camino continúa incierto entre empinada subida hasta los 5.000 metros del altiplano andino y bajadas hacia la selva amazónica, a lo largo del valle del Chanka y los afluentes del Río Apurímac. Finalmente llegamos a Ayacucho, perla abandonada entre culturas indígenas, religiosidad y sincretismo, Sendero Luminoso.

Ayacucho, la ciudad de muchos amigos peruanos, también en sus caminos a algunos lugares fascinantes y exóticos. Ayacucho, la ciudad de los mejores anticuchos o despojos de bovino y papas asadas y de los mejores picarrones o panqueques con una salsa especial.

Ayacucho