Volcán Cotopaxi despierta después de casi 100 años

El volcán Cotopaxi se despierta después de casi 100 años, y después de un período de actividad sísmica continua en sus laderas, entró en erupción el 15 de agosto de 2015 con un penacho de ceniza y gas alto 5 kilometros. El Cotopaxi es un volcán de la cinta andina o anillo de fuego del pacífico, es 5897 metros de altura y queda a unos 50 kilómetros de Quito, la capital de Ecuador.

Nevado del Cotopaxi

De Ecuador a Perú por Zumba

Cuando nuestras amigas alemanas nos despiertan temprano en la mañana, empieza nuestro viaje desde Vilcabamba hacia la frontera entre Ecuador y Perú. El recorrido, pasando por el pueblo de Zumba, sigue una ruta inusual. Después de superar un paso que domina el valle de Vilcabamba, empezamos un largo descenso por la jungla de montaña del Parque Nacional Podocarpus. El autobús para cada rato, a menudo en pueblitos olvidados, pero siempre hay unas cuantas personas esperando nuestra llegada; en poco tiempo estamos sumergidos por una masa de gente, mercancías y animales. Unas seis horas después, llegamos al paradero de Zumba, la primera mitad del viaje. Casi dos horas de camioneta nos separan del confín peruano, pero descubrimos que uno de los puentes por la carretera fue derrumbado, así tenemos que vadear el río: la aventura se hace cada vez mas interesante! Ya es tarde cuando nos ocupamos de la formalidades fronterizas, al lado del puente internacional de La Balsa. Otras 2 horas de colectivo (como información para otros mochileros: 12 soles, negociables a 10) y estamos en San Ignacio, muy cansados pero felices… Dejamos el Ecuador, un pequeño país latinoamericano que nos ha dejado experiencias inolvidables y la esperanza que puede existir un futuro, cuando un pueblo tiene el coraje de luchar por sus proprios derechos. Ahora el Perú, un gigante por belleza y historia, la cuña de la civilización Inca.

Camionetas y carreteras andinas aventura Perú Ecuador América del Sur

Vilcabamba, la juventud eterna

Luego de una breve estancia en Cuenca, tercera ciudad del Ecuador y conocida por su universidad, empezamos de nuevo nuestro viaje, que se hace cada vez mas nómada y errante. Nuestro destino ahora es Vilcabamba, un pequeño pueblo en cerca del confín meridional con Perú. El misterio que rodea ese pueblo de la eterna primavera, es la longevidad de la gente que vive ahí. Efectivamente nos encanta la lucidez de los abuelitos que conocimos por la calle, pero considerado que todo el mundo habla sobre la marca de Vilcabamba, probablemente muchas personas declaran mas años de los reales… Mientras tanto transcurrimos un domingo muy tranquilo de música y malabarismo, en compañía del grupo de artistas de la calle Pacha Feria.

Artistas de la calle en viaje nómada amigos Vilcabamba Ecuador

Tungurahua, bloqueos y Ingapirca

Recorriendo una carretera sin asfaltar y sinuosa, regresamos al altiplano andino; y las emociones no tardan en llegar. Asistimos desde lejos a la erupción explosiva del volcán Tungurahua, solo pocas semanas después de nuestra estancia en Baños (bajo el cráter del volcán). Somos participes de un bloqueo en verdadero estilo latinoamericano y por algunas horas nos unimos a la gente de un pequeño pueblo y sus reivindicaciones. Luego de quedarnos unos días en Riobamba, pomposamente definida “Sultán de los Andes”, nos dirigimos a Cañar. Desde ahí, un viejo autobús nos lleva hasta las ruinas Inca de Ingapirca. Mas allá del interés histórico, descubrimos un lugar encantador, donde la gente parece muy acogedora y sencilla, donde finalmente podemos acariciar los llamas, los camélidos andinos, que descansan distraídos en los pastos en cerca del sitio arqueológico.

Ingapirca sitio arqueológico largo camino latinoamericano Inca Ecuador

De Coca a Iquitos

Una de las maneras mas venturosas para viajar desde el Ecuador hacia la Amazonia peruana es navegar por el Río Napo, embarcándose en uno de los barcos que siguen la ruta Coca (Ecuador) – Iquitos (Perú). Nosotros también hemos pensado en la misma aventura, pero la extrema incertidumbre sobre los tiempos de espera y recorrido, nos han obligado a renunciar. Estas son las informaciones que hemos recogido y las publicamos esperando que sean de ayuda a otros viajeros. Coca se encuentra en la región norte-oriental de Ecuador y hay tres maneras de alcanzarla:

  • Quito-Coca, 12 horas de autobús directo.
  • Quito-Tena-Coca, aconsejamos una parada en Tena (paseos en balsa, canyoning, practicar piragüismo, ecoturismo en la selva amazónica).
  • Quito-Baños-Tena-Coca, con una parada en Baños para hacer senderismo y las aguas calientes.

Coca, una húmeda ciudad punto de comienzo para las exploraciones de las corporaciones petroleras, es el lugar donde todas las calles acaban, el viaje sigue con barcos por el Río Napo: en el puerto de Coca hay que buscar un mercantil directo a Nuevo Rocafuerte, oficialmente cada lunes y jueves, pero podría haber otros mas frecuentes. Entretanto, es necesario obtener el timbro de salida del Ecuador en el pasaporte: en Coca queda la ultima oficina de la inmigración antes del confín. El viaje hasta Nuevo Rocafuerte tarda casi 12 horas, pero seria interesante una parada intermedia (por ejemplo, Limoncocha): es una de las regiones mas salvajes de la Amazonia, por un largo tramo el Río Napo sigue el Parque Nacional Yasunì, donde viven aisladas comunidades Huaorani, Tagaeri, Achuar y Siona. Aconsejamos de contactar una guía local para mas informaciones. De Nuevo Rocafuerte, se puede contratar una lancha hasta Pantoja, el primer pueblo en territorio peruano, donde es necesario registrarse en la oficina de inmigración de Perú. De Pantoja empieza la parte mas dura del viaje: cuatro o cinco días en barco, hasta el pueblo de Masan, desde donde otros viajeros aconsejan de tomar una moto-taxi hacia un puerto de lanchas veloces que van a Iquitos, para ahorrar 13 horas de barco.

Probablemente un viaje largo y extenuante, que requiere mucho tiempo para tener la oportunidad de conocer una porción estupenda de Amazonia, una aventura única.

Ecoturismo en Amazonia

Primero hay que considerar la dificultad de integración en las comunidades de la selva, demasiadas son las diferencias. Lo mejor para intentar un profundo contacto con este mundo es el voluntariado: aconsejamos de informarse directamente en Quito sobre las opciones disponibles, considerando que el periodo mínimo de cooperación es generalmente desde 3 hasta 6 meses y que a menudo los voluntarios tienen que cobrar un impuesto de inscripción al programa. Si en cambio sois viajeros o turistas, nuestro consejo es de irse directamente en una de las ciudades “puerta de entrada” a la Amazonia (en Ecuador: Tena, Puyo, Macas, Coca o Lago Agrio) y ahí pasar unos días buscando informaciones o mejor conocer a una persona que sepa cuales comunidades de la selva acogen visitantes. Un truco inteligente es hablar con una de las muchísimas agencias que ofrecen viajes organizados y hacerse indicar sus destinaciones; seguramente negarán, pero siempre existirá una posibilidad de llegar al mismo lugar en bus, lancha o taxi. Ahora mismo las comunidades Kichwa en la región de Tena (Napo) ofrecen alojamiento en cabañas y comidas por mas o menos 10 dolares diarios. En este caso lo que se puede conocer no va mas allá de las atracciones naturales y culturales mas cercanas a la comunidad, lamentablemente no se puede explorar la selva amazónica como viajero independiente. Surge entonces el problema de como encontrar una guía disponible a mostrar los lugares mas remotos. Cualquiera sea su decisión, lo mas importante es estar seguros que el dinero dejado por los turistas, sea utilizado en proyectos de apoyo a la misma comunidad. Ultima consideración: la gente del lugar puede negar, pero las enfermedades tropicales existen (dengue, malaria, fiebre amarilla)…evitando paranoias, tomen las precauciones necesarias.
Por muchos viajeros el ecoturismo en Amazonia solo es un gasto de tiempo y dinero, pero si disfrutado de manera inteligente, puede transformarse en una ocasión para conocer y ayudar a preservar uno de los ecosistemas mas increíbles y frágiles de la tierra.

Ecoturismo en Amazonia Alucus comunidad indígena Tena Ecuador

Ultimos chamanes de la Amazonia

Sarita y Carlito nos guían en esta experiencia y nos enseñan el lenguaje de un mundo tan lejano de nosotros, las llaves para comprender y respetar la selva. Dibujan en nuestras mentes los símbolos de la naturaleza: la anaconda (amaru), la boa, el sangre de drago (una resina medicinal), las mariposas, las hierbas curativas utilizadas por las comunidades y por los chamanes. La ayahuasca (palabra en idioma quechua que significa “liana de los espíritus”) o yagé, es una infusión con efecto alucinógeno de tradición milenaria, sagrada por los pueblos indígenas y nativos amazónicos. La ayahuasca es preparada por los chamanes o curanderos y tomada en forma de brebaje durante la noche, como instrumento para expandir la mente y la percepción de la naturaleza. En la región del Napo, en Ecuador, es conocida con tres nombres diferentes:

  • Ayahuasca de las Mujeres, visiones de flores coloridos.
  • Ayahuasca de los Hombres, visiones de boas.
  • Ayahuasca de los Fantasmas, visiones de espíritus.

Ecoturismo comunidad indígena chamanes Kichwa selva pluvial Amazonia Tena Ecuador

Comunidad indígena de la Amazonia

Sinchi Sacha significa “selva poderosa” en el idioma indígena Kichwa. Carlito, nuestra joven guía, conoce cada centímetro cuadrado de su mundo, la selva; golpeando enérgicamente con su machete abre un camino que recuerda de memoria, sigue las “vías de los cantos” dejadas por sus antepasados. Mientras escuchamos fascinados la lección sobre los animales, los arboles, las hierbas medicinales, cruzamos ríos de agua cristalina, bosques de lianas, mariposarios (piedras húmedas donde descansan las mariposas tropicales) y llegamos a fabulosas cascadas rodeadas por la jungla mas exuberante. Después de muchas horas de camino estamos totalmente desorientados: los intensos colores de las flores, las infinitas tonalidades de verde, los aullidos de los animales, el sonido de la lluvia que cae sobre las hojas en su desesperada búsqueda de la madre tierra, el olor de la humedad que cada paso se hace mas profundo y salvaje… una explosión de emociones que toman forma y se disuelven en la paleta de un pintor, en la sinfonía de un único artista: la natura en toda su poderosa creatividad.

Cascada en la Amazonia, selva amazónica agua cristalina paraíso ecoturismo Tena Ecuador

Tena, balcón sobre la Amazonía

Ahora estamos realmente en la cuenca amazónica ecuatoriana… para dejarlo claro, las sonrisas curiosas de los niños que corren hacia el autobús. En sus ojos negros y sus cabellos suaves como la seda, se esconde todo el misterio de estos lugares maravillosos y salvajes. Aquí los hombres siguen siendo simples comparecencias, mientras que la natura se muestra exuberante y poderosa. Entonces, es un mundo que toma forma desde las memorias del pasado: acariciamos a un boa y percibimos su incontrolable fuerza, jugamos con unos monos y percibimos su semejanza. Nuestro amigo, Gabriel, es un hombre robusto pero agradable, hijo de la selva, nacido en una comunidad indígena Kichwa (Quichua): parece que tiene muchas historias para contar y una ligera nostalgia por un mundo que día tras día desaparece y se aleja de el. Tena es una ciudad que niega la idea misma de Amazonía y selva pluvial, aunque sea totalmente rodeada por la jungla. Mientras tanto llueve, llueve y llueve…

Niños Kichwa retrato comunidades indígenas Amazonia Tena Ecuador

Baños y Aguas Calientes

Baños es un pueblo que surge en un pañuelo de tierra casi llano, donde los valles andinos empiezan su increíble descenso hacia la cuenca del Río Amazonas… ahí llegamos dejando la carretera panamericana en cerca de Ambato, ciudad donde se festeja uno de los carnavales mas coloridos de toda América Latina (“fiestas de las flores y las frutas”). En este valle de clima subtropical se encuentran todas las fuerzas de la naturaleza: el magnifico volcán Tungurahua que domina el pueblo con su forma perfectamente cónica y actualmente está eructando, los frecuentes terremotos, algunas impresionantes cataratas y las nubes que continuamente se adensan bajo las cumbres andinas. Con razón, los habitantes de Baños nos cuentan, con énfasis, cuando parte del pueblo fue destruido durante la ultima erupción del volcán Tungurahua (agosto 2006). Sin embargo, aquí llegan muchos turistas ecuatorianos, atraídos por las aguas calientes, que el Tungurahua hace saludables añadiendo minerales como hierro y azufre. Muy característica del lugar es también la producción de la melcocha, el dulce mas típico de Ecuador, hecho desde la caña de azúcar, que aquí crece abundante. Recordaremos Baños como un lugar acogedor y tranquilo, perfecto descanso en el vertiginoso descenso hacia la Amazonia.

Aguas Calientes Baños Andes Ecuador trekking excursiones andinismo Tungurahua volcán